Neymar, entre el Barça, París y un canje astronómico al Real Madrid

Que Neymar no está a gusto en el Paris Saint-Germain parecía ser un secreto a veces. Pero la novedad de esta semana ha sido que así se lo ha hecho saber a su padre y representante para que comience la negociación de un contrato millonario con el Real Madrid, según reveló ABC esta semana.

Sin embargo, al parecer, el corazón del crack brasileño de 26 años sigue siendo azulgrana, y hasta ha sondeado su regreso al Barça, el club de donde salió en agosto de 2017 tras cuatro años, con la idea de encontrar un espacio más destacado lejos de la figura rutilante del astro Lionel Messi.

La decisión de abandonar el PSG se produjo de forma tajante el mismo 6 de marzo, cuando el conjunto parisino fue eliminado de la Champions League justo por el equipo blanco con marcador 2-1, en el partido de vuelta de octavos de final disputado en París.

En ese juego no estuvo Neymar. Tres días antes fue operado en Belo Horizonte por el médico de la selección brasileña, de una fractura en el pie derecho, que lo mantendrá fuera de escena durante tres meses.

Es ese justamente el plazo que tendría su padre para negociar su nuevo contrato con el Real Madrid, el equipo que quiso firmarlo hace 12 años pero que no pudo con el Barcelona.

Lejos de París

¿Qué aleja a Neymar da Silva Santos Júnior del PSG, tan solo siete meses después de su debut con el club de la capital francesa y de protagonizar el fichaje más caro de la historia del fútbol por 222 millones de euros?

Hay cuatro razones, de acuerdo con ABC. En primer lugar, el maltrato, incluso silbidos, que ha recibido de parte de la afición del PSG que prefiere que Edison Cavani y no Neymar cobre los penaltis del club parisino. El conflicto entre ambos por este tema se dejó ver en varios partidos. El uruguayo llegó al conjunto en 2013 y en la temporada 2016 completó sus mejores cifras.

Luego, este mismo tema de los penaltis dividió a la plantilla y se marcaron dos grupos: brasileños por un lado, y argentino y uruguayos por otro.

El tercer punto es la percepción de la baja calidad de la liga francesa, en comparación con la española, y el triste contacto con la realidad que significó la eliminación de la Champions.

Y, finalmente, Neymar está convencido de que será con el Real Madrid que podrá alcanzar el Balón de Oro, como lo dijo el presidente del equipo blanco, Florentino Pérez, en diciembre luego de que Cristiano Ronaldo se hiciese con el galardón.

Millones y millones

Algunas fuentes señalan que las conversaciones entre Neymar y el Real Madrid tienen, en realidad, meses. En los últimos días, se filtró que la cifra por el brasileño es de 400 millones de euros, y, de acuerdo con As, ya emisarios del equipo español se reunieron con el padre de Neymar para manifestar que están dispuestos a pagar.

Otra opción que se ha dejado ver en los medios es el monto de 300 millones de euros, más una prima de fichaje para el crack por 50 millones.

Además, el Madrid estaría dispuesto a incluir a Gareth Bale y Karim Benzema para facilitar la transacción.

Todo esto pasa tras bastidores, porque, oficialmente, el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, ha negado cualquier posibilidad de cambio de quien ha situado como el centro de la estrategia del club.

Sin embargo, el PSG no garantiza la permanencia de Neymar, como lo reveló el director deportivo del club, Antero Henrique, en una reunión con “un futbolista de primera línea” y su representante en un encuentro de negociación ocurrido hace un mes, y dado a conocer recientemente por el diario francés Le Parisien.

Al mismo tiempo, sus compañeros temen lo que parece inevitable: la partida de Ney. Así lo señaló Marquinhos tras la eliminación de la Champions. “Especialmente a él le pido que se quede. Es hora de tomarse un tiempo, crecer, madurar y tomar el poder. Neymar es un jugador importante para nosotros y debe tener confianza en nuestro proyecto, en nuestro equipo y en nuestro personal”, declaró entonces, citado por As.

¿Y el Barça?

Poco tiempo después de llegar a París, Neymar cayó en cuenta de su error, y ha transmitido constantemente a directivos y jugadores del Barcelona su deseo de volver y su arrepentimiento por el cambio. Al menos es lo que han señalado medios como Mundo Deportivo.

Sin embargo, este ofrecimiento ni siquiera sería para esta temporada sino ya para 2019. De manera que no queda claro cómo encaja esta idea con el plan de canje al Real Madrid.

De hecho, en el Barça no es un tema del que se hable en este momento. Pero, tampoco es descartable, según las fuentes.

No obstante, otros han opinado que parece una coartada para justificar su ida al Real Madrid.